domingo, 27 de septiembre de 2009

LECTURA DE LA PUPILA

Así, en la presente sentencia, no se debate si el acusado arrancó, o no, un ojo a la demandante, sino determinar si existió uso fraudulento de la pupila de la demandante por parte del demandado (...)

Septiembre, 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada