domingo, 8 de mayo de 2022

MALAVENTURA. La fundación mítica de un territorio

   LEER EN LOS DIABLOS AZULES

Malaventura

Fernando Navarro

Impedimenta (2022)

 





Hay territorios a los que llega el lector con la sensación de que ya estuvo allí. Sucede cuando se lee Malaventura, de Fernando Navarro: el lector ya estuvo allí. Pero, ahora sí, el territorio está totalmente conformado, compacto, trazado, cartografiado. Es el territorio que transitaron Lorca y Rueda, los Quintero y Valera, Berenguer y Carrasco. Pero, ahora sí, despojado y sucio, mostrado en su espléndida miseria, pleno de personajes, que deja al lector cautivo, enganchado al mundo y al aparente nuevo territorio. Porque este no es un territorio nuevo, pero, ahora sí, bebe de las mismas fuentes que bebieron los costumbristas, para crear un mundo que estaba, pero apenas transitábamos, porque habíamos olvidado el camino y pocos se aventuraban. Malaventura aporta a los lectores que escriben, a los lectores que escriben en el levante del sur, la sensación de que Navarro ha traído el mapa, el paso del sureste, hacia un territorio conquistado y recobrado, un pequeño y polvoriento cosmos donde volverán a sucederse las historias de los hombres y las mujeres del sur.

Malaventura es una formidable colección de relatos con la fuerza emergente de la tierra. Los personajes y las voces narrativas hablan con los dejes y dialectos de esta tierra al sur del Levante, donde el lector familiarizado —el lector en su territorio— descubrirá perfiles, lugares y frases, proverbios, tonos y modismos, pero, ahora sí, a buen seguro, al lector que desconoce o no transita las tierras resecas que van del Andarax a los Vélez, de la Hoya de Baza a las fértiles de la Vega de Granada, de las rocosas estribaciones de la sierra del Segura a las de Sierra Nevada, reconocerán a los hijos de la tierra, los que en otras latitudes crearon Flórez o Cela.

Es la primera novela de Navarro, pero queda fundado el territorio mítico: un territorio que es anterior a Andalucía, a la invención andaluza, un territorio olvidado. El valor del desarrollo del lenguaje será proverbial, a buen seguro, y el atrevimiento merecería la creación de escuela, para que los escritores del sur se deshagan del cairel que hace pesar vergüenza en su acento y pueda fundar, si no el orgullo, sí el valor de la aceptación de una riquísima herencia: la de la ruralidad en la que llamaron la Andalucía más alta.

El juego de voces narrativas, donde son observadores quienes cuentan (a veces alguien, en primera persona narra su tragedia), recuerda a otros territorios que tuvieron grandes narradores con voces niñas, como los territorios urbanos de Marsé, o bien de adultos que se recuerdan niños. Ritmo, frases cortas, diminutivos atrevidos, casi invencionales para muchos lectores. Historias de miserables, fuleros y mentirosos, personajes que parecen repetirse de historia a historia, tomando papeles secundarios los principales, tornándose principales aquellos que fueron figurantes, pero, ahora sí, personajes inolvidables.


Alfonso Salazar

jueves, 5 de mayo de 2022

GRANADA A VUELAPLUMA 3

 Este peculiar inmueble es el resultado de la vivienda y estudio que construyó el pintor José María Rodríguez Acosta en las cercanías de la Alhambra. Su diseño es ajeno a la contemporaneidad del primer tercio del siglo XX: volumen, racionalismo, simbolismo, se dan la mano en este edificio, terminado en el año 1930. En el mismo se ubica la Fundación Rodríguez Acosta ―y en el anejo Instituto Gómez Moreno, construido a finales de la década de los 70 del siglo pasado― y luce en su planta baja un vestíbulo y una sala de exposiciones porticada. En las plantas superiores están la biblioteca y estudio del pintor, donde se puede visitar una curiosísima colección orientalista, fruto del afán misceláneo de su impulsor. El espacio porticado se abre en un lucernario hacia los jardines, jalonados de galerías, entre juegos de setos, estatuas de ninfas y dioses, estanques y escaleras que llevan y traen por un lugar hipnótico (...) GRANADA A VUELAPLUMA

PRESENTACIÓN 5 DE MAYO 2022, 20:00 h COLEGIO MAYOR SANTA CRUZ LA REAL (PLAZA SANTO DOMINGO) GRANADA




miércoles, 4 de mayo de 2022

GRANADA A VUELAPLUMA, 2

La leyenda de la mano y la llave de la Puerta de la Justicia fue recogida por Washington Irving. El americano contrató a Mateo Jiménez, un lugareño, para que le sirviese de guía. Recorriendo los bosques de la Alhambra, narra el autor, vio las torres de la fortaleza a un lado, y las Torres Bermejas a otro. Subió la alameda empinada y se topó con la gran torre barbacana llamada de la Justicia, principal acceso a la fortaleza, denominada así –cuenta Irving― por el tribunal que bajo su pórtico se celebraba en tiempo nazarí.

Bab al Sharia, la Puerta de la Justicia, es probablemente una de las imágenes más icónicas de la Alhambra. Ha ilustrado grabados, ha sido retratada desde el albor de la fotografía, y es una de las cuatro puertas de la ciudad palatina, la más famosa. Se construyó durante el reinado de Yusuf I, cuando la ciudad sufrió el azote de la peste negra entre 1348 y 1349. Desde entonces se convirtió en uno de los principales accesos a la Alhambra, función compartida con otras, pero esta sirvió como antesala de ejércitos en formación, para la recepción de sultanes que retornaban triunfadores, o para recibir a gobernadores que tomaban el mando de la medina (...) GRANADA A VUELAPLUMA

PRESENTACIÓN 5 DE MAYO 2022, 20:00 h COLEGIO MAYOR SANTA CRUZ LA REAL (PLAZA SANTO DOMINGO) GRANADA




martes, 3 de mayo de 2022

GRANADA A VUELAPLUMA, 1

 Unas píldoras granadinas antes de presentar.

Quien acceda al barrio del Realejo por la cuesta de Aixa topará con un conjunto palaciego de reducidas dimensiones. Esta cuesta tiene el nombre de la madre de Boabdil, último rey nazarí. Aixa fue repudiada por el rey Muley Hacén ―sultán cuyo nombre lleva la cima de la península, el Mulhacén, en Sierra Nevada― para tomar por esposa a la cristiana Zoraida, antes llamada Isabel de Solís. Así se construyó la historia, con duelos y quebrantos. Este edificio se ubicaba en la huerta de la Almanxarra Alta y está datado en el siglo XIII. Es, pues, anterior a la construcción de la Alhambra. Edificio y entorno fueron cedidos por los Reyes Católicos a la orden de dominicos, la cual erigió el Convento de Santa Cruz la Real, que ocupaba desde la actual Iglesia de Santo Domingo hasta más allá del adarve del arrabal del barrio de Alfareros. Unos leones de piedra, que portan el escudo del Reino, marcan los confines de aquella propiedad (...) GRANADA A VUELAPLUMA

PRESENTACIÓN 5 DE MAYO 2022, 20:00 h COLEGIO MAYOR SANTA CRUZ LA REAL (PLAZA SANTO DOMINGO) GRANADA



lunes, 2 de mayo de 2022